"Hicimos un gran campeonato, mostrando la identidad de River" Oswaldo Valencia, una de las figuras de la Reserva en el campeonato anterior, se prepara para lo que viene y resaltó la importancia del estudio en su vida.

  • Compartir

Por: Rubén Sagarzazu


Cuando hay un sueño, nada es imposible. El colombiano Oswaldo Valencia es el protagonista de esta historia. Tiene 18 años recién cumplidos y hace diez que llegó a Argentina.

A los ocho dejó Caquetá, su ciudad natal, para venir a probarse a Sarmiento de Junín, enseguida lo ficharon y allí les dijo a sus padres que se quedaba en Argentina porque quería ser jugador de fútbol. Después, River llegó a su vida, el paso hasta la Séptima División, su promoción a Reserva con un gran rendimiento en el último campeonato y la lucha por ese sueño de llegar a Primera.

Sorprende su personalidad, seguridad, y por eso surge la primera pregunta: ¿cómo se te ocurrió decirles a tus padres a los ocho años que querías ser jugador de fútbol? “Cuando vine a Argentina era muy chiquito, venía a un país donde viven el fútbol de otra manera. Era una linda experiencia, siempre me gustó jugar al fútbol y disfruto jugándolo. Eso me atrapó. Y después, que me hayan pasado esas cosas tan lindas, nunca me lo imaginé. Yo vine sólo por seis meses y quedarme tanto tiempo no me lo esperaba. Pero cuando me di cuenta de que quería ser jugador profesional de fútbol, sabía que tenía que dejar muchas cosas para conseguirlo. Nunca lo dudé y les dije a mis padres que yo iba a ser jugador de fútbol y que haría cualquier sacrificio para lograrlo.

¿Qué balance hacés en estos diez años que llevás como futbolista?
Viví cosas muy buenas y el balance es positivo. El hecho de haber dejado a mi familia fue una de las cosas más duras, por suerte encontré otra familia acá en Argentina, que me contuvo y apoyó en todo momento. Y acá en River me dieron todo desde lo humano y me apuntalan para luchar por ese sueño. Eso me ayudó muchísimo y se hizo más fácil.

¿Qué consejo les darías a todos los chicos que tienen tus mismos sueños y no se animan a concretarlo?
Que sigan y luchen por ese sueño. Y que lo disfruten, porque jugar al fútbol es lo más lindo que hay. En mi caso fue fundamental haber encontrado una familia que me contuvo y la tranquilidad que tenían mis padres en Colombia de saber que estaba con gente que me estaba ayudando y me daba cariño.

¿Cómo definís el gran campeonato que tuvieron en Reserva y tu rendimiento individual?
Hicimos un gran campeonato, mostrando la identidad de River y jugando con la idea que quiere Gallardo para sus equipos y jugadores. Y en lo individual llegué a Reserva en un momento que hubo un recambio de jugadores, creo que crecí un montón como jugador. Y el hecho de tener un campeonato jugado me da mucha más confianza para lo que viene.

¿En qué cosas mejoraste como jugador en el salto que diste de Séptima a Reserva?
En la intensidad para presionar que nos piden a los delanteros para recuperar la pelota. También en manejar los ritmos y atacar los espacios, porque es distinto al de la Séptima. Eso lo logré con el correr de los partidos y entrenamientos.

¿Cómo son los entrenamientos?
Es la típica frase: como se entrena se juega. Y en River se aplica de verdad, porque los entrenamientos son muy exigentes. Así lo pide el cuerpo técnico y es algo que ya tenemos incorporado: entrenarnos al máximo y dar todo. Porque después es el reflejo de lo que pasa en los partidos y eso se vio en el torneo pasado.

¿Qué enseñanzas te dejan los entrenamientos y prácticas de fútbol contra la Primera?
Está muy bueno porque ellos son nuestros referentes, ahí vamos a aprender y a seguir creciendo. Hay una pequeña diferencia y el hecho de entrenarnos con ellos hace que se achique un poco. Es una oportunidad para mostrarse, ahora hay compañeros que tienen la chance de estar en Primera. Y creo que lo principal es asimilar todos los conceptos que Gallardo quiere para el equipo y los jugadores.

¿Qué cosas te pasan por la mente cuando ves a todos los chicos que subieron a Primera?
Es una motivación muy grande, porque vos compartiste todo con ellos hasta hace poco y ahora algunos debutan en Primera y otros ya se afianzaron en el plantel profesional. Todos hicieron bien las cosas y entonces pensás que los demás también podemos. Haciendo el máximo sacrificio, la oportunidad del sueño se te puede dar. Es una motivación que hay que aprovechar.

¿Qué cosas tratás de copiar de los delanteros?
Trato de sacar cosas de todos los delanteros, porqué son referentes para mí. Hay que aprender de todos, eso te hace un jugador más completo.

¿Y teniendo a Gallardo tan cerca?
Te corrige cuando hacés mal un movimiento o algo que puedas mejorar. Así es con todos los jugadores. Y aunque no me dé indicaciones a mí, estoy todo el tiempo pendiente de lo que les dice a los otros delanteros, para ir aprendiendo. Es un privilegio estar ahí y hay que aprovechar cada detalle. Gallardo te potencia como jugador y saca lo mejor de vos.

¿Estás cursando una carrera universitaria?
Desde chico en River, mis padres y mis tutores me inculcaron que el estudio es muy importante para formarte como persona y crecer como ser humano. Estudié en el Instituto River y por suerte me fue bien. Y ahora estoy haciendo el CBC de administración en la UBA. Me hace muy bien dedicarle un tiempo al estudio, porque en un futuro me puede llegar a servir. Obviamente estoy enfocado en el fútbol, pero también hay que entrenar la cabeza. Hay que pensar que la carrera del futbolista es corta y saber qué se hace después del retiro. Hay que pensar un poco en el futuro.

¿Qué es la Argentina para vos?
La mitad de mi vida la pasé en Argentina y le agarré un inmenso cariño. Las personas que encontré me trataron muy bien y ayudaron en todo momento. Es un país con gente muy humana.